Somos seres que interrogan a todo momento, eso es lo que hace el intelecto, buscar y encontrar las respuestas a lo que no se entiende, y en el caso de la tecnología  es aún mayor esa inquietud. Cada vez es mayor la “carga tecnológica” y su incidencia en nuestras vidas, y conocer la naturaleza, los usos y los beneficios de la misma se convierte en un camino que puede ser simple y entendible,  difícil de comprender, o quizá en extremo complejo. Esto depende en gran medida, y como describiremos a continuación, de quién y cómo nos es explicada dicha tecnología. Esta es la tercera parte, “El Para qué”

El Para Qué

Para qué = finalidad o propósito de algo; BENEFICIOS

Y ahora sigamos con la última de nuestras tres interrogantes

Esta interrogante a pesar de que tiene un área “compartida” con el “por qué?”, posee características que por su definición, la hacen motivo de un análisis separado.

Como se describió en el artículo anterior, “tener un sistema TIC con una disponibilidad estimada de xx horas” es parte del planteamiento original, y, por lo tanto, es un factor de partida, de los varios posibles, en el proceso total para la toma de decisiones.

Las otras partes complementarias radican en que si logramos estos objetivos de disponibilidad, como medida puramente tecnológica, esto se traduciría en “mantener el liderazgo del mercado, o crecer la participación del mercado en “xx %” o que los inversionistas obtendrán los mejores dividendos”; y es aquí bajo esta nueva óptica de consecución de los objetivos de negocios, donde el “para qué “ toma una relevancia absoluta.

Entender en qué se está invirtiendo, y poder dimensionar las ventajas (por qué) de realizar dichas inversiones, serán siempre complementadas con una tercera esfera que es más dominante por tratarse de la evaluación de la aplicación de la tecnología al sustento y aliento de los objetivos de negocio, lo que nos conduce a incluir ahora aspectos tales como “el impacto esperado en el mercado objetivo”, a “factores financieros”, tales como, por citar sólo un ejemplo, el ROI (return of investment) esperado.

La revisión metodológica basada en las mejores prácticas de TIC, las cuales son puestas sobre la mesa por el socio tecnológico que presenta opciones de solución alineadas a los objetivos del negocio, nos llevan principalmente en esta búsqueda de respuestas del “para qué? “, a enfocarse en los escenarios reales esperados en términos del impacto de la tecnología pero ahora sumando directrices de ganancia, de participación de mercado, o de lograr posición de liderazgo en alguna rama industrial, o sea, una inversión que se “paga” en un periodo de tiempo previamente especificado y nos ofrece el impacto esperado en el mercado donde se proyecta su aplicación

Como podemos apreciar en este contexto, esos impactos, que necesariamente DEBERÁN ser positivos en las áreas comercial y financiera de la organización, se convierten en la directriz que diseña un ciclo completo en el proceso de toma de decisiones.

Esto funcionará bajo el concepto de un fino equilibrio entre todas las variables incluidas en el proyecto TIC, donde en conjunto con nuestro consultor o socio tecnológico con experiencia probada y manejo metodológico de este tipo de proyectos y su impacto, nos proporcionarán las justificaciones técnicas, de arquitectura, de implementación, de transferencia de conocimiento y además, las financieras y las de negocio como complemento obligado para construir una propuesta sólida y profesional.

Un consultor DE VALOR, puede y debe agregar conocimiento y experiencia no solo en el profundo manejo de la TIC, sino en la parte de diseñar la estrategia de automatización de la administración, el respaldo y la recuperación de datos, en el diseño de planes de recuperación, en metodologías y documentación que sirvan de guía en el proceso diseñado, ensayado y probado de recuperación, así como en la capacitación y transferencia de conocimiento en todos y cada uno de los aspectos que ayudan a conseguir, a través de la TIC seleccionada, el(los) objetivo(s) de negocio. Photo by Visual Tag Mx from Pexels

Este nuevo camino lleno ahora de variables técnicas y financieras debería ser competencia no solo de la empresa dueña del proyecto, sino, y con una gran responsabilidad, del socio tecnológico seleccionado, para que podamos tener la “película completa” del proyecto, a través de una asesoría objetiva, seria y profesional.

Veamos un ejemplo: digamos que queremos, partiendo del origen de estos tres artículos, un nivel de disponibilidad del 99.9999, en otras palabras, 875.99 horas de disponibilidad anual de los sistemas, de un total de 8760 totales al año (365×24), dicho de otra manera, queremos diseñar, implementar e invertir en un sistema que bajo ambientes estadísticamente controlados (significando que NO incluye errores humanos, sabotaje o fallas a la correcta administración), esté fuera de operación 4.11 horas durante todo un año. Punto de partida del análisis.

Esta será la premisa inicial la cual , bajo el contexto del “para qué “, deberá proveer un equilibrio entre las siguientes tres variables: complejidad tecnológica, ventajas técnicas, de negocio, y el análisis financiero de la inversión esperada (TCO y el ROI, para simplificar).

Photo by nappy from Pexels

Si analizamos una gráfica muy común entre los consultores TIC relativas a la inversión vs disponibilidad, encontraremos que conforme se acerca al 100% de disponibilidad (eje horizontal), la inversión (eje vertical) sube de manera exponencial, esto es, por cada centésima adicional de disponibilidad, los montos pueden incrementarse dramáticamente por lo que es necesario un análisis adicional el cual debe sumarse a esta dupla de inversión-disponibilidad. El balance de varias variables.

Para dimensionar inicialmente este balance, hay otra pregunta relacionada: ¿para qué se requiere una disponibilidad específica?. Y aquí entra el análisis paralelo derivado de la falta de dicha operatividad: la del costo promedio por estar fuera de servicio.

El estar fuera de operación, amén de una variedad de problemas que van desde pérdida de imagen y reputación, hasta penalizaciones o incumplimiento con ordenamientos legales, tiene un poderoso móvil que nos obliga a evitarla a toda costa, pues, suponiendo y simplificando, que para una aplicación en línea la facturación por hora es de $10,000, el estar fuera de servicio por 5 horas conlleva un costo de $50,000 sólo considerando este rubro; pero, qué pasa si la falla es por tiempo mayor, o sucede digamos 4 veces en un año?, entonces ya estamos hablando de pérdidas directas mayores mismas que también suben de manera exponencial al paso del tiempo, pues en este escenario, al estar fuera de operación, habrá que sumarle el tiempo que se debe de invertir para lograr una recuperación segura y exitosa, y estas cosas no se hacen en minutos, a veces toma días esta vuelva a la operación normal si es que no se han diseñado y tomado las medidas de mitigación de riesgos apropiadas para esta solución TIC.

Así que, retomando el punto del balance de variables, las inversiones en disponibilidad estarán en función directa de los montos posibles de pérdidas financieras, por lo que el equilibrio entre la disponibilidad esperada y la inversión calculada, se convierte en una ecuación que habrá que maximizar en la primera variable y minimizar en la segunda, ¿para qué ?, para maximizar el beneficio de continuidad de la operación a un grado de inversión que refleje y cumpla con las necesidades del negocio, la de la conservación de una buena imagen y del cumplimiento de las regulaciones aplicables.

La participación de mercado, el liderazgo sectorial, la imagen, la rentabilidad a los accionistas, el cumplimiento de leyes y/o reglamentos, así como el posicionamiento de la marca, son, en este contexto más global, algunos de los factores clave que nos harán efectuar los análisis detallados respectivos que respondan de una manera multifactorial, pero “balanceada”, al cuestionamiento del ¿para qué?.

“Sólo” debemos descubrir apropiadamente la finalidad y los beneficios esperados, y para esto, es muy recomendable recorrer este camino con un socio tecnológico confiable.

Consecuentemente el “invertir” y apoyarse en socios tecnológicos serios que acompañen formalmente a lo largo de todo el proyecto y no sólo en el de los aspectos técnicos, traerá mayores beneficios, nos ayudará de una manera metodológica a responder asertivamente a la pregunta ¿para qué invertir en esta propuesta, es realmente de valor para nuestra empresa.

De manera resumida concluimos que, siguiendo la mejores prácticas e incluyendo análisis rigurosos y necesarios, encontraremos seguramente como respuesta:

“este proyecto seleccionado nos ayuda a maximizar los beneficios técnico-comerciales, nos mantiene como líder del mercado y agrega gran valor a empleados y accionistas”.

CLARO, SIMPLE, CONTUNDENTE Y CONGRUENTE.


En SERVICES4iT estamos genuinamente comprometidos en desarrollar soluciones tecnológicas que permitan que las organizaciones como la tuya logren sus objetivos de Negocio utilizando la tecnología correcta.


¿Cómo te Apoyaremos durante esta cuarentena?

Te daremos las mejores recomendaciones para poder llevar la operación de TI de tu Oficina a casa de manera segura:

  • Conexiones VPN Seguras y Telefonía IP (En tu Smartphone o Laptop).
  • Ciberseguridad (Ver artículo “Ciberseguridad en Casa”)
  • Soporte Técnico Remoto (Ver Sitio de Soporte)
  • Servicios de Nube para llevar tus aplicaciones a Nube Pública (IaaS y SaaS)
  • Servicios de Protección en Nube con Servicios de BaaS (Backup as a Service) y Disaster Recovery as a Service (DRaaS). (Ver artículo “¿Que es BaaS y DRaaS?”) y Nuestro Servicio sin costo por 30 días de PROTEGER.MX. Presiona Aquí. 
  • Presiona la siguiente imagen para mayor Información.

Deseándoles Salud y que sus Organizaciones sigan Productivas ayudando a que nuestra economía siga moviéndose.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí