Transformación Digital

El pronóstico del clima en los negocios y su infraestructura TIC: Nublado

nube en infraestructura TI@SERVICES4iT

Los negocios actuales buscan que la infraestructura de tecnología de información y comunicaciones (TIC) responda a los requerimientos relacionados con el control de riesgos, control de costos, eliminación de complejidad, mejoramiento de la agilidad y desempeño, resiliencia ante fallas y disponibilidad total.

Durante muchos años, responder a estos requerimientos, había sido una tarea exclusiva del área interna encargada de las tecnologías de información y comunicación. O sea: “los de sistemas”. Sin embargo, durante los últimos años el panorama de las TIC se ha visto invadido por un elemento inquietante, amenazador y a la vez, emocionante: “la nube”.

¿Qué es la nube?

Para muchos “la nube” es un término abstracto e indefinido. Para otros es un sinónimo de inseguridad y amenaza. Para otros más, es el regreso al modelo de entrega de servicios de cómputo de los años setenta con “despachos” que ofrecían el procesamiento de información. Para la Real Academia Española es:

“Agregado visible de minúsculas gotitas de agua, de cristales de hielo o de ambos, suspendido en la atmósfera y producido por la condensación de vapor de agua”

Pero también es:

“Espacio de almacenamiento y procesamiento de datos y archivos ubicado en internet, al que puede acceder el usuario desde cualquier dispositivo”

¡Bien por la Academia! ¡Totalmente atentos a la Transformación Digital!

Elaborando un poco más la definición de la RAE encontramos que la “nube” es un método para entregar recursos de infraestructura de cómputo o aplicaciones en una forma que sea flexible, rápida y bajo demanda. Sus características principales son:

  1. Conectividad pública
  2. Elasticidad
  3. Servicio medido
  4. Bajo demanda, auto servicio
  5. Recursos mancomunados

qué-es-la-nube-publica-@SERVICES4iT

Modelos de despliegue y entrega de servicios de cómputo en la nube

Y siguiendo en el tema de las definiciones (hoy ando muy académico), tenemos dos conceptos que de repente se usan indiscriminadamente generando confusiones y malos entendimientos.

El primer concepto se refiere al “modelo de despliegue” de servicios. Se trata de tres modelos de despliegue:

  1. Nube pública. Todos los recursos de cómputo son ofrecidos por el proveedor de servicios a precios accesibles usando una infraestructura compartida por varios clientes.
  2. Nube privada. La infraestructura de cómputo reside en el centro de datos de la empresa.
  3. Nube híbrida. Una combinación donde ciertas cargas de procesamiento se ejecutan en la nube pública y otras en la nube privada.

El segundo concepto se refiere al “modelo de entrega” de servicios. En este caso encontramos tres modelos, principales, de despliegue:

  1. Infraestructura como servicio (IaaS). Cuando una aplicación o servicio tienen requerimientos de desempeño y escalabilidad que impliquen que los técnicos manejen la memoria, configuren los servidores de bases de datos y de aplicación para maximizar el funcionamiento, distribuir los datos a través de los diferentes discos, manipular el sistema operativo.
  2. Plataforma como servicio (PaaS). Cuando se requieran recursos para construir, desplegar y liberar aplicaciones de software con el propósito de reducir la necesidad de software básico de desarrollo.
  3. Aplicación como servicio (SaaS). Para tercerizar aplicaciones y servicios que no son consideradas como esenciales para la operación. Se clasifican como: aplicaciones empresariales, manejo de datos y productividad.

La nube pública

Sin duda, la implementación de nube pública y sus respectivos modelos de entrega son un tema que ronda en la cabeza del personal del área de negocios y más aún en la cabeza de “los de sistemas”. La posibilidad de “mover” cargas de procesamiento hacia la nube pública ofrece muchos beneficios y desata muchos puntos de vista.

Desde el punto de vista del área de negocios y muchos encargados del área de tecnología de información y telecomunicaciones existen claros motivadores para adoptar servicios de nube pública:

  1. Mayor agilidad
  2. Menor costo
  3. Mayor capacidad de crecimiento
  4. Gasto operativo en lugar de inversión de capital

Dispositivos-conectados-ala-nube-@SERVICES4iT

Seguridad y regulaciones en la nube pública

Todos estos motivadores tienen un poderoso atractivo para las áreas de negocio. Sin embargo, muchos siguen pensando que el tema de la “seguridad” es un obstáculo mayor para decidir la adopción de este modelo de implementación. Sin embargo, existen algunos puntos de vista que explican el tema de la seguridad:

  1. Los servicios de cómputo en la nube no son inherentemente menos seguros que los centros de datos propios.
  2. Los ataques a los proveedores de servicios en la nube tienden a ser ataques de oportunidad, mientras que los ataques a centros de datos propios tienden a ser más enfocados y sofisticados.
  3. Las aplicaciones web pueden ser igualmente amenazadas si residen en la nube o el centro de datos propio.
  4. No importa dónde residan los datos, las amenazas son las mismas.

Además, los grandes proveedores de servicios de cómputo en la nube deben cubrir una serie de regulaciones, dependiendo del tipo de industria, del tipo de datos, del tipo de transacciones y del tipo de sistemas, que les permitan asegurar la seguridad y disponibilidad de sus servicios. El cumplimiento de estas regulaciones es el factor que mejor se debe evaluar al elegir a un proveedor de servicios.

Proveedores de servicios de cómputo en nube pública

En la actualidad existen diversos proveedores de servicios de cómputo en nube pública para los tres modelos de entrega. Entre los proveedores más populares encontramos a:

  1. Amazon Web Services (AWS)
  2. Microsoft Azure
  3. Google Cloud Platform
  4. IBM Bluemix

Estos proveedores ofrecen servicios de infraestructura orientados a proveer capacidad de cómputo, capacidad de almacenamiento, implementación de redes privadas virtuales, uso y administración de bases de datos, uso de aplicaciones de inteligencia artificial, uso de aplicaciones para análisis de datos, uso de aplicaciones para conectar objetos a través de internet y herramientas de administración, entre otras.

En cuanto a servicios de plataforma, estos proveedores ofrecen herramientas para el desarrollo de aplicaciones y métodos de despliegue de las mismas. Finalmente, ellos mismos tienen una oferta particular de servicios de aplicaciones.

Proveedores mexicanos de servicios de cómputo

En México existen dos empresas predominantes en el terreno de provisión de servicios de cómputo, pero no podemos clasificarlos como servicio de cómputo en la nube pública:

  1. KIO Networks
  2. Alestra

Estos proveedores están muy enfocados en proveer servicios de hospedaje y colocación en sus grandes centros de cómputo. Comienzan a ofrecer servicios de procesamiento y almacenamiento, pero aún no cuentan con el grado de variedad de productos y autoservicio que tienen los grandes proveedores de servicios de cómputo en nube pública mencionados arriba. Incluso, muchos servicios los ofrecen en alianza con esos grandes proveedores. Sin embargo, existen alternativas para lograr mantener un acceso a internet de acuerdo con las expectativas de los usuarios.

Conectividad hacia la nube pública

Una de las características esenciales de la nube pública es la posibilidad de conectarse a través de internet, no es necesario conectarse con enlaces de comunicación privados. Es posible conectarse a través de accesos a internet dedicados que en cierto modo garantizan la velocidad y la atención inmediata en caso de falla. Pero también es posible conectarse a través de accesos tipo xDSL que no aseguran la velocidad ni la atención oportuna en caso de falla.

Lamentablemente en nuestro país la calidad y la cobertura de los servicios de acceso a internet ofrecido por los proveedores de servicio de telecomunicaciones, no es lo suficientemente buena y no tiene el alcance necesario derivando en elevadas inversiones para instalar la infraestructura necesaria para proporcionar el servicio.

SERVICES4iT

En SERVICES4iT ayudamos a las empresas a analizar las necesidades del negocio para determinar cuál es la infraestructura de cómputo y comunicaciones correcta para satisfacer dichas necesidades. Colaboramos para determinar cuáles cargas de procesamiento pueden ser llevadas a la nube pública y cuales pueden o deben quedarse en casa y con ello determinar la mejor forma de administrar ambos ambientes.

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *